Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

Salud Mental y Prevención del Suicidio. Como ayudar y pedir ayuda

Cada 10 de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio. Una instancia que busca crear conciencia sobre cómo podemos evitar este tipo de fallecimientos y, también, relevar la importancia del cuidado de la salud mental.

 En ese contexto, desde el Servicio de Salud invitan a la comunidad a informarse sobre las prestaciones a las que pueden acceder en la Red Asistencial de Atacama: “El suicidio es un problema de salud pública importante, pero a menudo, rodeado de estigmas, mitos y tabúes, y por esta razón, centrarse en la prevención es especialmente importante para crear vínculos sociales, promover la toma de conciencia y ofrecer esperanza. Acercarse a los seres queridos por su salud mental y su bienestar podría salvarles la vida a muchas personas”, señaló el Subdirector médico y psiquiatra del Servicio de Salud, Dr. Esteban Ricke.

A su vez, el Dr. Ricke explicó que “de enero a julio de 2022 en nuestra región hemos tenido un total de 208 intentos de suicidio donde menores de 19 años representan al 44,7% de los casos. Pero, más que números, debemos pensar que se trata de personas, por ende, aun cuando disminuyan, el llamado es estar siempre alerta para evitar que ocurran, estar siempre conectados con nuestro entorno, los seres queridos y familia; redes que nos ayudan a mantener una buena salud mental”.

En Atacama, los Centros de Salud Familiar cuentan con un equipo de salud mental, psicólogo, trabajador social y médico general, capacitado para atender problemas de baja complejidad en forma ambulatoria y solicitar la asesoría de un especialista o bien, derivar al usuario a otro establecimiento de la Red (como atención más especializada). En el caso que se presente un intento de suicidio el flujo de la Red comienza en el Servicio de Urgencia ya sea SAPU, SAR u Hospital más cercano donde se realiza atención por el médico tratante, se aplica la escala para evaluar el riesgo y en caso de ser un caso de alto riesgo se realizará la hospitalización correspondiente. En caso contrario se derivará a la especialidad donde se brindará el tratamiento correspondiente.

“Los problemas de salud mental y las ideas sobre el suicidio son más comunes de lo que pensamos, lo importante es pedir ayuda y estar atentos para apoyar a otros cuando nos necesiten. Recuerda pedir ayudar si te sientes más preocupado de lo habitual e irritable, te resulta muy difícil disfrutar de tu vida, te sientes muy triste o retraído. Tienes pensamientos y sentimientos que te abruman e interfieren tus actividades cotidianas, te complica realizar tareas cotidianas, incluso aquellas que parecieran muy simples (por ej. preparar comida, aseo personal y otras), has intentado hacerte daño o estás planificando hacerlo, estás dejando de comer, usas laxantes o vomitas para perder peso, tienes drásticos cambios en tu estado de ánimo, tus conductas o en tus hábitos de sueño, estás atravesando por una situación compleja en tu vida y te cuesta sobrellevarla, por ejemplo, problemas académicos o económicos, una enfermedad grave, la muerte de un familiar o amigo, ruptura de relación de pareja, entre otras más” detalló la referente del programa de Prevención del Suicidio del SSA, Celeste Figueroa.

 Además, existe el teléfono de Salud Responde 600 360 7777, funcionando 24 horas a la semana y los 365 días del año, que, junto con entregar información sobre los programas de salud mental, brinda contención por cuadros agudos y crónicos de salud mental, signos y síntomas orientadores y de alerta, autocuidado, recomendaciones de tratamiento y recomendaciones para el uso adecuado de la red de salud.

“Recuerda que, si alguien tiene intenciones suicidas, es probable que se sienta aislado de todas las personas a su alrededor, desesperado por ayuda, pero con miedo de preguntar, asustado o avergonzado por querer morir por lo que necesita de alguien para comenzar la conversación. Acércate y ayúdalo porque esto lo hará sentir que tiene permiso para hablar al respecto y que no tiene que luchar con sus pensamientos en forma solitaria. Es importante confiar en tu intuición. Si percibes o ves algo que no anda bien en la persona, es importante que puedas hablar de ello. Decir algo es más seguro que no decir nada. Decir la palabra suicido no hará que esto ocurra. No tengas miedo y ayuda” finalizó Figueroa.

Relacionados