Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

PDI Atacama destaca nueva Ley para el combate de los delitos informáticos

A la fecha, durante el 2022 en la PDI Atacama se han cursado 304 denuncias por estafa, uso malicioso de tarjetas bancarias, Ley de Cuentas Corrientes Bancarias y por la antigua Ley N° 19.223 de Informática. Durante el 2021, se cursaron un total de 591 denuncias por este tipo de delitos.

“La evolución de los delitos informáticos requiere de investigadores altamente preparados, pero también con amplias facultades para llevar a cabo su labor, aspecto que es relevante de destacar en la implementación de la nueva Ley N° 21.459, puesto que se le otorga a la policía, técnicas especiales de investigación, aspecto esencial para el desarrollo de sus funciones y el éxito de las diligencias realizadas”, señaló el Jefe Policial de la Región de Atacama, prefecto inspector, Hugo Haeger.

La Ley Nº 21.459, promulgada el 9 de junio de 2022, establece la nueva normativa de los delitos informáticos en el país y los tipifica. Además, adecúa otras legislaciones afines para aplicar al Convenio de Budapest, primer tratado internacional que busca hacer frente a los delitos informáticos, en aspectos como defraudación informática o acceso indebido a sistemas o datos. Entre los delitos que contempla esta nueva ley, por ejemplo, se encuentran el acceso ilícito, la interceptación ilícita, el ataque a la integridad de los datos informáticos, la falsificación, la receptación de datos y el fraude informático. 

El Jefe Policial de Atacama agregó que “en términos procesales, esta nueva ley otorga a la policía, técnicas especiales de investigación, alusivas a la interceptación de las comunicaciones. Además, los investigadores, a petición del Ministerio Público y autorizados por el juez de garantía pertinente, podrán actuar en el marco investigativo con identidad supuesta, con la finalidad de esclarecer los hechos tipificados como delitos en esta ley, establecer la identidad y participación de personas determinadas en la comisión de los mismos, impedirlos o comprobarlos. En el mismo sentido, el agente encubierto podrá intercambiar o enviar archivos ilícitos, pudiendo obtener imágenes y grabaciones de las comunicaciones”.

El subcomisario Víctor Álvarez, de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI Copiapó, comentó que “actualmente, la tendencia, más que a hackear, apunta a la obtención de datos a través del engaño para migrar las cuentas de WhatsApp, Facebook e Instagram, con el objetivo de solicitar dinero a familiares y cercanos. Por otro lado, también están las ventas falsas donde en redes sociales se ofrecen productos a muy bajo precio, solicitando un depósito previo, generalmente a una cuenta Rut y no a la cuenta de una empresa, sin verificar por ejemplo el inicio de actividades o haber visto el producto. En estos casos, tras el depósito el producto no llega, originándose una estafa”.

El investigador policial de la Bridec Copiapó añadió que “otro tipo de estafa relacionada es a través de compras en redes sociales, donde el delincuente ofrece hacer una compra inmediata enviando comprobantes de transferencia falsos, y enviando un Uber o algún tipo de transporte para retirar el producto, por lo que la víctima se percata del comprobante falso una vez ya desprendida del producto. Por otro lado, en estos casos también la víctima suele entregar datos bancarios a petición de los supuestos compradores, quienes con esa información logran hackear las cuentas bancarias para realizar transferencias”.

Las recomendaciones a la ciudadanía son: jamás entregar claves o antecedentes a petición de personas o los “falsos ejecutivos” bancarios o de entidades públicas, así como también a modo de respuestas a los mensajes de texto. Jamás realizar transferencias de dinero con el objetivo de “enlazar” cuentas bancarias con supuestos compradores o vendedores. No sentirse amedrentados por engaños de delincuentes que intentan vulnerar accesos a beneficios del Estado, retribuciones monetarias de entidades bancarias, entre otras técnicas, para así disponer de los antecedentes bancarios de las personas.

“Es importante que la comunidad siga las recomendaciones que como Policía de Investigaciones entregamos constantemente a través de nuestros canales oficiales para así resguardar la valiosa información cibernética. Nuestro compromiso es continuar detectando cualquier tipo de amenaza para la ciudadanía, y juntos trabajar en la denuncia, investigación y captura de quienes ponen en riesgo nuestra seguridad informática”, enfatizó el prefecto inspector Hugo Haeger.

Relacionados