Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

Estudiantes de Santo Tomás sedes Copiapó, Ovalle y La Serena participan en “Trabajos Voluntarios de Invierno, Tierra Amarilla 2022”

En estos trabajos voluntarios de invierno se modernizarán las dependencias de la comunidad terapéutica Anawin y se hará mejoramiento de viviendas de cinco adultos mayores de la comuna.

Esta iniciativa cuenta con el importante apoyo de la empresa minera Pucobre.

A través del Sello Santo Tomás se quiere transmitir a los estudiantes la importancia de la solidaridad y el servicio a los demás. Es por esta razón, que la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE), impulsa cada año los Trabajos Voluntarios de Invierno, los que se desarrollarán entre el 25 y el 29 de julio en ocho zonas de nuestro país.

Una de estas zonas, es la comuna de Tierra Amarilla, en la que estudiantes de diversas carreras provenientes de las sedes de Ovalle, La Serena y Copiapó contribuirán al mejoramiento en la calidad de vida de algunas personas, ayudando de alguna forma a disminuir los índices de vulnerabilidad en la que se puedan encontrar. En esta ocasión, la intervención se concentrará en la mejora de las dependencias de la comunidad terapéutica Anawin y en el mejoramiento de viviendas de cinco adultos mayores que son parte de los Programas que ejecuta el Hogar de Cristo.

Al respecto, Andrea Seguel, directora de Asuntos Estudiantiles Santo Tomás Copiapó, comentó que “estamos muy contentos de volver a realizar estos trabajos de voluntariado de invierno. Es un gran aporte lo que los estudiantes van a realizar a la comunidad y sobre todo a estas familias de adultos mayores que requieren de la ayuda para el mejoramiento de su habitabilidad”.

En tanto, Maida Santibáñez, estudiante de Servicio Social sede La Serena, indicó que “al ser mi último voluntariado como alumna, espero que se logre la meta. Como siempre, en todo trabajo voluntario lo fundamental es entregar alegría y ver las caras de las personas cuando la labor ya está hecha y el compañerismo que se puede generar con los chiquillos de las diversas sedes. Espero que todo salga bien, esto es muy bonito y a la vez nostálgico, al ser el último”. Palabras que fueron ratificadas, por Antonia Matus, alumna de Psicología de La Serena, quien manifestó que “este es mi segunda experiencia y espero que logremos el objetivo, donde se generen lazos, donde el trabajo que se realice sea con calidad para las personas, que este sea un trabajo reconfortante y que pueda entregar alegría a las personas a intervenir”.

Por su parte Estefanía Leal, estudiante de Servicio Social sede Copiapó, dijo que “espero que se cumpla todo lo planificado, que trabajemos bien en equipo, que haya mucha fraternidad entre nosotros y un muy bien vínculo con las familias”.

Por último, Alfredo Véliz, alumno de Técnico en Enfermería nivel superior de la sede Ovalle, señaló que “la expectativa es mejorar la calidad de las de vida de las personas a intervenir. Sabemos que en una semana no vamos a solucionar completamente la problemática de una persona, pero si vamos a aportar un grano de arena para que ella pueda ir mejorando día a día, poniendo en práctica uno de nuestros valores institucionales, la solidaridad”.

Cabe destacar, que estos trabajos voluntarios de invierno cuentan con el aporte de la Empresa Minera Pucobre. Asimismo, se cuenta con el apoyo de Kamanga y la colaboración del Hogar de Cristo.

Relacionados