Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

Prohibición de música en restaurantes pasa de ser una “obligación” a una “recomendación”

Con los nuevos cambio que vivió el Plan Paso a Paso se dio a conocer una nueva restricción en la que se prohibía que hubiese música en bares y restaurantes en sus terrazas cuando estos estuviese en Fase 1 (Cuarentena), Fase 2 (Transición) y Fase 3 (Preparación).

La medida generó molestia en el rubro artístico y musical nacional, los cuales de forma inmediatamente hicieron una declaración pública en la que rechazaban terminantemente la nueva restricción.

Fue tal el impacto del rechazo contra la medida que tras una serie de conversaciones entre la ministra de Cultura, Consuelo Valdés, y el ministro de Economía, Lucas Palacios, la medida se modificó y solo se recomendará el no tener música.

No más música en los restaurantes: ¿Por qué el MINSAL lo prohíbe?

Sorpresa generaron algunas de las modificaciones al Plan Paso a Paso que anunció la subsecretaria Paula Daza, entre ellas la prohibición de emitir música envasada o en vivo en los restaurantes, cafés y lugares similares cuando estos establecimientos se ubiquen en comunas en Fase 1 o 2.

Con el objetivo de evitar la propagación de los contagios de Covid-19 en el país, los que van en aumento la última semana, la autoridad sanitaria ha intensificado las restricciones sobre las personas y las actividades que se realizan en lugares públicos durante la pandemia. Al respecto, el ministerio señala que "considerando la evidencia científica acumulada, la experiencia local con el Plan “Paso a Paso”, y la necesidad de conciliar el manejo de la pandemia con todos los aspectos de la vida de las personas, surge la necesidad de una actualización".

En este sentido, la prohibición responde a la nueva evidencia sobre la propagación de aerosoles o transmisión aérea, la que es mayor de la que se pensaba al inicio. Esto quiere decir que existe más riesgo de contagio si la persona debe gritar, debido al alto volumen de la música ambiente, en vez de conversar de forma moderada. Respetar la nueva medida evitaría poner en riesgo a quienes estén sentados en las otras mesas, puesto que al comer en un restaurante los comensales, por razones lógicas, no usan mascarilla.