Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

IPSOS: El 88% de los chilenos está de acuerdo con la prohibición de los plásticos de un solo uso

Desde el domingo 13 de febrero, Chile se convirtió en uno de los países que prohibió el plástico de un solo uso, con la finalidad de cuidar el medio ambiente y disminuir los altos índices de contaminación.

Es por esto que IPSOS, reveló los resultados de su estudio “Actitudes hacia Plásticos de un solo uso”, revelando que Latinoamérica es la región que más se muestra a favor de esta normativa con el 85%, mientras que en países como Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica alcanza el 80% y Europa disminuye al 70%.

Con estos datos, Chile se ubica en el segundo lugar de los países que más de acuerdo está con la eliminación de los plásticos de un solo uso, con el 88% de las preferencias, solo detrás de Colombia.

Mientras que ante las preferencias de consumo, el 90% de los chilenos señala que quiere comprar productos que contengan menos envoltorios plásticos, ubicándose en el cuarto país del ranking mundial, ubicándose por debajo de China, México y Colombia.

Cámara de Diputados aprobó proyecto que restringe el uso de plásticos de un solo uso

Hace un tiempo los chilenos nos acostumbramos a usar bolsas reutilizables para cargar nuestras compras, pero hay quienes creen que esta medida tiene un impacto muy pequeño en la contaminación.

Así surgió un nuevo proyecto de ley que restringe el uso de plásticos de un solo uso, iniciativa que fue aprobada por la Cámara de Diputadas y Diputados con 134 votos a favor y ningún voto en contra, un apoyo transversal a la medida.

Si el resultado es positivo en el Senado, esto implicaría que las empresas no podrán entregar vasos, cubiertos, bombillas, envases de comida de plástico o plumavit, y deberán reemplazarlos por plástico compostable certificado. Adicionalmente los supermercados deberán ofrecer siempre envases retornables.

El objetivo es reducir las 23.240 toneladas que actualmente se generan en Chile, un volumen que equivale a la carga de unos 2.300 camiones de basura anuales.