Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

Culpable por el homicidio y desaparición de Narumi Kurosaki. Nicolás Zepeda deberá cumplir 28 años de cárcel

Culpable. Ese fue el dictamen de la justicia francesa contra el chileno Nicolás Zepeda, acusado de la muerte y desaparición de su ex novia Narumi Kurosaki en la ciudad de Besanzón, Francia, en diciembre 2016.

La decisión fue tomada por el tribunal compuesto por 9 jurados, 6 ciudadanos civiles y 3 abogados profesionales, quienes resolvieron anónimamente las 3 preguntas claves de la justicia francesa, denominada “La Motivación”, que buscaba establecer su autoría en el caso; si hubo premeditación y en el caso de no establecerse, si hubo o no concubinato.

En un juicio que comenzó el pasado 29 de marzo y se extendió por dos semanas, se escucharon los relatos de testigos, familiares de ambos, abogados e incluso del mismo Nicolás Zepeda, quien reiteradamente aseguró que no tendría relación con la desaparición y muerte de su ex pareja.

“No quise estar en el medio del dolor de la familia de Narumi. No quise estar en el medio del dolor de mi propia familia. No quise estar en el medio de mi propio dolor (…) Yo no soy la persona que me gustaría ser. Yo no soy un asesino. No soy el asesino de Narumi”, afirmó el acusado previo a la deliberación del jurado.

Si bien, la defensa de Zepeda apela a que no existe la certeza de la muerte de Narumi, el abogado de la víctima asegura que el deceso ocurrió el pasado 6 de diciembre, alrededor de las 3 de la madrugada, según la reconstrucción de escena, esto por los gritos que se escucharon al interior de la residencia universitaria, donde vivía la joven japonesa.

Recordemos que este lunes, se solicitó la condena de cadena perpetua en contra de Nicolás Zepeda, por parte de la fiscalía francesa y según la decisión del tribunal, deberá cumplir 28 años de cárcel que tendrán que ser efectivos en Francia.

“Quizás tenías otras razones para no llamar a Narumi. No llamamos a un muerto" Nicolás Zepeda se quiebra tras afirmación de fiscal

Este jueves se vivió una nueva jornada donde Nicolás Zepeda, el principal sospechoso del crimen de la joven japonesa, Narumi Kurosaki, tuvo que declarar y responder a las preguntas formuladas por el jurado, la fiscalía y los abogados del Tribunal de Doubs, en Francia.

En la instancia, Zepeda, aseguró que no tenía conocimiento que Narumi mantenía una nueva relación amorosa con Arthur Del Piccolo. También, al ser consultado por el mensaje que recibió Arthur el 5 de diciembre del 2016 enviado supuestamente por Narumi donde decía “Te lo quería decir en persona, pero no puedo más. Me encontré con otro hombre. Pasé la tarde con él. Estoy confundida. Mañana te explicaré todo”, Zepeda descartó haberlo redactado.

“Yo niego haber escrito eso (…) respecto a los mensajes de Narumi, me habría gustado saber qué pasaba en su cabeza. La vi escribir cosas, pero no tengo recuerdos exactos de ese momento”, confirmando que estuvo con la joven durante esa jornada.

Según Zepeda, no tiene recuerdo alguno de lo ocurrido el 4 de diciembre, día previo a la desaparición de Narumi. “No tengo recuerdos de todo lo que hice ese día (…) seguramente fui a comer, me lavé los dientes. No puedo precisar lo que hice ese día”.

Tras viajar desde Santiago de Chile, hacia Francia, para pasar juntos 30 horas al interior de la habitación de la joven japonesa, Zepeda aseguró que subió al vehículo alquilado y no volvió a contactar a Narumi, nunca más.

Esto llamó la atención del fiscal, quien firmemente preguntó al acusado “quizás tenías otras razones para no llamar a Narumi. No llamamos a un muerto...” En ese instante, Zepeda rompió en llanto por segunda vez desde el inicio del juicio en su contra.

 

Caso Narumi Kurosaki: En Francia comenzó el juicio en contra del chileno Nicolás Zepeda

En  el Tribunal de Doubs, Francia, comenzó el juicio en contra del chileno y principal sospechoso, Nicolás Zepeda (31), a quien se le acusa por el crimen de la joven japonesa de 21 años, Narumi Kurosaki, ocurrido en diciembre del 2016.

Entre lágrimas frente al juez, Zepeda señaló que “hace 5 años que Narumi desapareció y desde entonces ha sido una pesadilla” en la misma línea continuó con la frase “hace 5 años que tengo a Narumi en mis pensamientos”.

El complejo juicio podría extenderse hasta 2 semanas en donde podrían presentarse nuevas pruebas a las que ya manejan las autoridades, como por ejemplo, el rastreo del GPS el 6 de diciembre del imputado en las cercanías del departamento de la joven y posteriormente en un bosque del sector de Besançon, llamadas telefónicas, mensajería y además, testimonios de vecinos de la víctima.