Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

"Llamaron desde Santiago, había que cobrar penal": Árbitro Francisco Gilabert asegura que hubo presiones en duelo de promoción entre Huachipato y Copiapó

Este miércoles se sumó un nuevo escándalo a la crisis que vive el arbitraje del fútbol chileno luego de que se revelaran audios del juez Francisco Gilabert en ADN Radio, donde reconoce que existieron presiones en el duelo de vuelta que sostuvo Huachipato y Deportes Copiapó (1-0), válido por la llave de Promoción de 2021.

Ese 27 de enero de 2022, el árbitro cobró a los 69' un penal en favor de los "Acereros", que a la postre significó su permanencia en primera división. Sin embargo, asegura que en contra de sus estimaciones, ya que "cobré el penal entendiendo que podía no ser penal, porque me la jugué y vi desde atrás que lo tocaba en el tobillo. Caché que me iba a llamar el VAR. Listo, me llama el VAR, veo que no es penal, voy a salir con tiro de esquina".

En esa misma línea, agregó que "me dicen ‘Francisco, un momento, analiza la camiseta’. Veo un jalón de camiseta pero dije ‘me parece una acción de juego, voy con tiro de esquina’. Y me dicen ‘Francisco, por favor, analiza la camiseta’, y yo ‘¿qué?’ y ahí entendí que había algo raro. Y me fui con esa sensación de cobrar una weá que no era".

Tras aquel suceso, el árbitro de 39 años apuntó que se reunió con los encargados de controlar el sistema de asistencia tras el pitazo final, y aseguró que "me dice ‘weón, menos mal que cobraste el penal, menos mal que entendiste’. Le digo ‘sí, pero qué weá pasó'”. Ahí, aseguran que le respondieron “llamaron de Santiago, que había que cobrar penal".

Francisco Gilabert remarcó que el diálogo sostenido "fue muy trucho" y que "verme involucrado en esa mierda fue terrible penca, porque no tuve autonomía, fui obligado a cobrar algo y mira ahora la media cagada".

Estos audios se dan a conocer en plena crisis del arbitraje nacional luego de la determinación tomada por los referees de irse a un paro indefinido, donde se exige la renuncia de la comisión encabezada por Javier Castrilli y la reintegración de los árbitros despedidos por este mismo.