Selecciona
tu señal

Nacional

Internacional

0:00
/

Fernando Prieto: “No se ha hecho un uso inteligente de información en la educación”

Las clases online han sido un desafío tanto para profesores, como para padres y alumnos. Fernando Prieto, gerente general y fundador de Pixarron nos habla sobre esta plataforma digital que busca ayudar nivelar a los estudiantes y poder mejorar su proceso de aprendizaje.

“Lamentablemente las tecnologías de información han sido una dificultad para la comunidad escolar”, señala Prieto. Uno de los problemas que visibiliza en el sistema educacional es que “se sigue haciendo lo mismo”, ya que ha pasado un año desde el inicio de la pandemia y las soluciones solo han sido seguir entregando contenido a los ya agotados alumnos.

Fernando Prieto comenta que el objetivo de Pixarron es que los niños aprendan y que los colegios que utilicen esta plataforma no tengan la dificultad para cerciorarse si los niños aprendieron algo o no. “Hay niños que a los dos meses y medio de haber empezado el año ya habían aprobado toda la materia, porque la tecnología es su ambiente natural”, comenta Prieto.

Más del 60% de los docentes universitarios advierte fallas en la conectividad de alumnos

Nueve de cada 10 académicos está preocupado por los desafíos con relación a las clases online. El acceso y conectividad a internet de los estudiantes es el aspecto más complejo para el 64% de estos profesionales. Esto según el estudio realizado por la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH).

Las principales preocupaciones tecnológicas de los académicos universitarios son de carácter instrumental y refieren, específicamente, a los estudiantes socioeconómicamente más desventajados. Por otro lado, el 90% de los docentes se ha visto más exigido en sus prácticas de enseñanza en tiempos de pandemia. Carolina Cuellar, investigadora de la Universidad Católica Silva Henríquez, comentó al respecto.

Para muchos docentes, resguardar el logro de aprendizajes debiera ser la meta, más allá de las evaluaciones que se deban rendir. Lo más demandante ha sido la ‘priorización curricular’, que fue señalado por el 40% de los encuestados. Para ellos, la atención debiese estar centrada en el desarrollo de aquellas habilidades que aseguran el logro de los perfiles profesionales correspondientes.